La guerra multidominio y mosaico

guerra mosaico

Los conceptos de guerra mosaico y operaciones multidominio están en boca de muchos últimamente. Y no es para menos, ya que estamos viendo muestras de este nuevo modelo de estrategia bélica aplicados en el conflicto entre Ucrania y Rusia, por poner un ejemplo.

 

guerra mosaico y multidominio

¿Qué es la guerra mosaico?

 

Se trata de una nueva teoría surgida en EE.UU que sugiere que hacer que el enemigo luche contra un volumen y una variedad inesperados y asimétricos de armamento y plataformas de diferentes clases, tamaños y tipos, como las teselas de un mosaico, puede tener una ventaja abrumadora en comparación con el modelo más clásico de guerra, en el que cada parte se enfrenta cara a cara en condiciones similares.

 

Esta teoría plantea un enfoque desarticulado y multidominio que va en contra de la creencia de que sólo una fuerza de combate coordinada, uniformemente entrenada y que funcione sin problemas sería el adversario más poderoso al que enfrentarse. La guerra mosaico sostiene que las plataformas individuales de cada dominio (aéreo, terrestre, marítimo, cibernético, espacial, etc.) crean una imagen más amplia y abrumadora de fuerza, a la vez que dificultan al enemigo la posibilidad de fijar una forma de luchar contra un oponente tan heterogéneo y desconcertante.

 

El concepto de guerra mosaico postula que es beneficioso ser ágil y escalable y de esta manera, en lugar de depender siempre de la construcción del armamento más potente o preciso, puede ser igual de eficaz utilizar plataformas más sencillas, conectarlas entre sí y hacer que interpreten la batalla a su manera para aprovechar al máximo sus ventajas. Según esta teoría, se puede sorprender al enemigo con la guardia baja y las innovaciones tecnológicas como los vehículos aéreos no tripulados (VANT) o los robots terrestres podrían entrar en acción antes.

¿Cuál es el papel de la tecnología en la guerra mosaico?

 

Una ventaja clave de la fórmula asimétrica de guerra mosaico es su capacidad para añadir elementos inesperados de gran eficacia al combate. Esto incluye vehículos aéreos no tripulados (VANT), vehículos submarinos no tripulados, vehículos terrestres no tripulados y robots terrestres. A medida que se desarrollen e introduzcan los nuevos diseños de chips de alto rendimiento y capacidad, la integración de estos dispositivos no tripulados en más estrategias de batalla puede añadir la ventaja asimétrica que promete la guerra mosaico, al tiempo que se reduce el riesgo para el personal militar (lo que el Departamento de Defensa de EE.UU denomina «aumento de la capacidad de supervivencia») sobre el terreno. Aunque su eficacia en los ataques de precisión está bien establecida, se están desarrollando nuevas generaciones de vehículos no tripulados con sistemas más semiautónomos y autónomos, lo que se espera que aumente la capacidad de supervivencia de un número aún mayor de combatientes.

 

Al comienzo de este artículo hablábamos de cómo se está aplicando el concepto de guerra mosaico y multidominio en Ucrania; si quieres ampliar información sobre este tema, te recomendamos el artículo “La guerra de Ucrania y la guerra mosaico” de Guillermo Pulido. Por otra parte, te puede interesar saber más sobre la transformación digital en Defensa.